martes, 11 de abril de 2017

EL BRINDIS

- ¿Que va a cenar hoy? -, le preguntó la enfermeEL BRINDIS - ¿Que va a cenar hoy? -, le preguntó la enfermera - ¿Puedo elegir? - Hoy sí, es 31 de diciembre. - Entonces tráigame por favor, crema de espárragos, una tortilla a la francesa y una botella de sidra “El Gaitero”. No tardó en traerle cuanto había pedido. Se levantó de la cama, comió la crema de espárragos completa, luego dejó media tortilla a la francesa y mirándome a los ojos. dijo: - Por ti. Besó a mi madre y se volvió a acostar. Al poco dormía plácidamente. Su sueño era raro, sin jadeo, distinto de la noche anterior. ra - ¿Puedo elegir? - Hoy sí, es 31 de diciembre. - Entonces tráigame por favor, crema de espárragos, una tortilla a la francesa y una botella de sidra “El Gaitero”. No tardó en traerle cuanto había pedido. Se levantó de la cama, comió la crema de espárragos completa, luego dejó media tortilla a la francesa y mirándome a los ojos. dijo: - Por ti. Besó a mi madre y se volvió a acostar. Al poco dormía plácidamente. Su sueño era raro, sin jadeo, distinto de la noche anterior.

lunes, 10 de abril de 2017

VIERNES

Es viernes, otro fin de semana…
Tengo que matarle. Desde que llegó, hace ya una eternidad, mi casa se ha llenado de humo denso y negro. Apenas puedo ver algún rayo de luz por las ventanas. Mi psiquiatra me ha icho que aproveche esos momentos de luz, que lo analice y lo anote, escriba las fechas y la hora, lo que está pasando entonces, que lo registre todo como un historiador. Dice que eso me ayudará a saber quién es y por qué ha venido. Pero yo no veo nada. Todo está oscuro. Antes me gustaba escribir, ahora ya, desde que mi mujer me acusó de maltratador para aquedarse con el piso, no siento ganas, no puedo. Maltratador psicológico, había dicho para suavizarlo. De eso hace ya meses. No. Mi psiquiatra dice que no debo emplear la palabra no puedo, que la cambie por me cuesta trabajo. Si, .me cuesta mucho trabajo localizarlo. - ¡Cuando le encuentre...! No distingo la noche de los días que van pasando, lentos, pero cuando me doy cuenta ya son meses… por la noche apenas duermo, se me cae la soledad encima mientras mi mujer se va a otro cuarto, yo me rasco la piel como un poseso. Tengo que ir al médico o ponerme guantes para dormir. Sé que esa no es la solución. La solución es encontrarle y matarle. después que¬daremos los dos solos y podremos reencontrarnos. Volverá conmigo y ya no comerá sola. Quiero que vuelva a cantar y saltar como lo hacía antes. Hace muchos años que soy calvo, pero eso no me preocupa. Esta mañana ella me ha tirado un peine. No era para peinarme. Quería que me mirase en el espejo, que me sintiera calvo, pero en el aseo no había ventanas, todo estaba oscuro. Encendí una vela, pude ver su rostro, como cada mañana, buscando una ilusión, pero el humo enseguida lo apagó todo. No necesité decir nada. Mes escupió una mirada como si fuese un beso de despedida. Cerró de golpe la puerta de la calle y yo me quedé en la sombra. Cuando vinieron a buscarme los del Samur, para internarme lo primero que se me ocurrió decirles fue que yo no era un maltratador. No me hicieron caso. Por el espejo retrovisor de la ambulancia le vi. - ¡Es él! El golpe fue brutal. Varios coches chocaron en cadena. Pero no hubo muertos. Cuando me vio el psiquiatra yo tenía aún la mano en-sangrentada. Me puso una inyección de no sé qué y no sé cuánto tiempo llevo muerto. Mi mujer está a mi lado, me caricia la mano vendada y hay luz en las ventanas. Ya estoy en casa. Creo que no es un sueño. Es otra vez viernes. La veo saltar y cantar, no sé si es que piensa que ya estoy muerto, o porqué he resucitado y soy el de antes. Será un descanso para ella, pero el otro, el fantasma, ese sí que ha muerto en el accidente. Por fin le he matado. Ha retirado la denuncia.

lunes, 20 de marzo de 2017


CINE: EL VIAJANTE

CINE
EL VIAJANTE


El tan experimentado director iraní - en su haber cuenta ya con Nader y Simin. Una separación‘. - Asghar Farhadi hace de esta su última película “El viajante” estrenada en España el 3 de marzo de 2017, una obra maestra, ganadora de los premios al mejor actor, Shahab Hosseini, en el Festival de Cannes 2016, ello sin menosprecio de la interpretación magistral del resto de los actores. y al mejor guion en el 69º Festival de Cannes y Oscar a la mejor película de habla no inglesa, a la vez simbólica y critica con la mentalidad de la época, y con la idiosincrasia iraní. Y es que Emad (Shahab Hosseini) y Rana (Taraneh Alidoosti) representan en esta ocasión un drama, ya que, ante el ultraje, solo cabe la venganza. Nadie se puede imaginar el final, nadie que no conozca la obra de Arthur Miller, “Muerte de un viajante”, y es que el autor aprovecha la obra del clásico inglés para crear algo diferente y paralelo. Es el teatro el artesonado simbólico de la obra La trama teatral superada por la realidad en la que ya en el principal el edificio en el que el protagonista habita, se derrumba



SONIDOS EN LA MEMORIA

21 DE MARZO,
DIA INTERNAICONAL DEL SINDROME DE DOWN

El martes 21 de marzo se celebró en todo el mundo el Día Mundial del Síndrome de Down, la fecha más señalada del año para este colectivo. Para conmemorarlo, os propongo que leáis el capítulo 55 de mi libro horizonte al noroeste publicado por Vitruvio en el año 2011 Sus cincuenta y siete fotorerelatos tienen nombre propio.
Cincuenta años después las personas que de niño marcaron mi vida, siguen teniendo nombre propio. 
José Manuel Núñez Barreiros, gallego, hijo de guardia civil, no tuvo hermanos. No sé si vive. Tenía el síndrome de Down Lo supe mucho después, pero este es mi homenaje.

SONIDOS EN LA MEMORIA”
“Tiene la cara redonda y unos ojos buscadores de luz.      
Le gusta correr por la carretera guiando una llanta de bicicleta con un gancho de hierro, haciendo un ruido infernal. Es el juego del aro.
A veces yo le sigo con otro igual, compitiendo, para ver cuál delos dos suena más fuerte.
Siento por él un cariño especial, imperecedero. Es más que mi amigo.
Años después descubro que aquella mirada, aquella cara tan redonda, es propia de las personas que padecen síndrome de Down.”






viernes, 26 de agosto de 2016

avila des coordinada

Hemos visitado recientemente Ávila. Una ciudad que podría ser mas conocida dada su historia y patrimonio. Nos causa una enorme pena comprobar que no se desarrolla más esta actividad.
Teníamos como objetivo visitar una exposición de escultura en madera del prestigioso artista Agustín Sanz de la Fuente. en la torre de los Guzmanes, Preguntamos en la oficina de Turismo de la Calle de las Carnicerías, sede principal de estas dependencias. La funcionaria nos indicó que tal exposición no existía, tras consultarlo en el periódico local. Y nos fuimos al Torreón de los guzmanes. Allí estaba la exposición.
Resulta decepcionante que en turismo de Ávila no conozcan las actividades culturales que se desarrollan en la ciudad, y que para informar al público tengan que consultar el diario local. ¿No sería más lógico al revés?
Por cierto también pregunté por que estaban quitando las piedras de la base de la muralla en el paseo del Rastro. ¿Estética o algo más?
No supieron darme contestación.
Mejor que las dejen como están y si quieren hacer algo, que hagan una escalera para pasar de la estación de RENFE a la de autobuses sin dar tanta vuelta. Sería una obra provechosa.
Decepcionante. Es el único adjetivo.
Resultado de imagen de avila torreon de los foto

sábado, 2 de julio de 2016

una estrofa de tristeza



UNA ESTROFA DE TRISTEZA

Han bajado otra vez la niebla y las espinas
a posarse muy despacio,
en las ventanas oscuras de mi alcoba
y una a una me llaman todas por mi nombre
Me conocen,
saben de mi angustia y mi impaciencia
me visitan con frecuencia
y me regalan semillas de dolor
Yo cobarde,
me escondo en el sueño de un poema
y sueño con su huida o con la mía
hasta despertar cautivo de sus redes
Mi casa toda quieta
tiene cerradas las persianas de sus ojos
rotas las puertas, los muros derribados
de ella, queda sólo la ceniza
Y cobarde
aguardo a que el hielo y la niebla se confundan
para buscar en los escombros una luz
un camino que me lleve de vuelta a sus cimientos
Ahora mi casa, destruida
alberga solo despojos sonoros del pasado
y el caudaloso botín de mis derrotas
que se pierde en una estrofa de tristeza.